VICTORIA VALIOSÍSIMA Y DE CASTA DEL LENENSE PROINASTUR (0-1)

NOREÑA | DOMINGO 25 DE FEBRERO DE 2024

Gran paso hacia el objetivo del primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur, que ha conseguido los tres puntos y el golaverage particular en disputa ante el Condal Club, tras imponerse este mediodía en el «Alejandro Ortea» de Noreña por 0-1 en el choque correspondiente a la vigésimo segunda jornada de la Tercera Federación. Antes del inicio se guardó un sentido minuto de silencio por el eterno descanso del futbolista del Cadete local, Alejandro Padín, fallecido ayer.

Los de Héctor Suárez se llevaron todo el botín de un feudo en el que no han podido ganar, o directamente se han marchado de vacío, muchos equipos con miras altas y con el mérito añadido de jugar más de media hora con un hombre menos por la expulsión del defensor Víctor Fernández y anotar su tanto en inferioridad.

A pesar del trabajo y el mimo que, nos consta, se le pone al cuidado del césped natural noreñense, el campo, por el agua acumulada en algunas zonas, estaba más para ser práctico que otra cosa.

Las acciones de más peligro de los locales en el primer tiempo fueron un tiro de Wilmer, al poco de empezar, que acabó en el exterior de la red y otro de Damián que atrapó, seguro, Sergio Fernández. El Lenense Proinastur sólo tuvo una al filo del descanso, pero vaya una. Una falta lateral centrada por Mario Monasterio que cayó en los pies de Guille Vaamonde que, tras recortar al defensor que llegaba a tapar, disparó seco contra el palo del arco defendido por el ex verdiblanco Javi Torres.

El segundo acto continuó entre el empuje local y la contemporización de los nuestros, hasta que en el 56′ se quedaron con uno menos tras ver la segunda amarilla Víctor Fernández y empezó otro partido.

El Lenense Proinastur se pertrechó con diez para sufrir y defenderse, pero dando avisos pronto de que, a la contra, también podría tener sus opciones.

Corría el minuto 70 cuando, justo después de una falta botada por Mario Monasterio desde la frontal que obligó a Javi Torres a lucirse, vino un contragolpe lanzado por Natan que centró al área para que Damián, con un escorzo para dar la media vuelta rematara casi con la espuela al palo de la portería verdiblanca.

Cuando todo parecía encaminado a un reparto de puntos, vino la jugada del 0-1, a la postre definitivo. Otro golpe franco lateral botado por Mario Monasterio que Borja Sierra, entrando con decisión al primer palo, desvió con el interior al poste más alejado para desatar la euforia de jugadores, técnicos y aficionados del Lenense Proinastur.

Una euforia que no puede durar mucho porque si algo hemos aprendido, es que los objetivos se alcanzan sólo un rato después de que lo digan las matemáticas, aunque nadie niega que el triunfo de hoy deja tocado a un rival directo y hace granero para el «Tourmalet» del calendario que ya se viene.

Leave a Reply