TRES GOLES, HOY SÍ, VALIERON TRES PUNTOS (1-3)

ROCES (GIJÓN) | 12 DE SEPTIEMBRE DE 2021

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur ha conseguido su primera victoria de la temporada tras imponerse al Deportivo TSK Roces por 1-3 en el choque, correspondiente a la segunda jornada de la Tercera RFEF, que se celebró este mediodía en el campo gijonés de Covadonga.

Los verdiblancos que dirige Alfonso Arias, hoy sí, supieron reflejar en el marcador la superioridad que mostraron durante la mayor parte del encuentro y lo hicieron desde bien temprano, ya que en el 7′ ya se pusieron 0-1 por mediación de Berto Arias, que acertó con la red en un remate forzado con el exterior, en el segundo palo, a la salida de un córner.

La presión del propio Berto y de Pibe, las conducciones de Madou. los balones filtrados de Fidalgo y de Pablo Sánchez, el exquisito pie de Álvaro, las entradas por banda de Julio Vázquez y Campillo y el trabajo defensivao que completaban Dani Fernández, Charly y Cejudo trajeron de cabeza a los locales que, a partir del minuto 25 de partido, después de ver como el colegiado anulaba por fuera e juego el que podía haber sido el 0-2 y el doblete del ariete ovetense (que luego llegaría), supieron sacudirse el dominio del Lenense Proinastur y acercarse, aunque fuera de vez en cuando y a balón parado, a los dominios de Dani Fernández.

En una acción aislada, en un saque de esquina aparentemente ejecutado de pifia, Reyero sorprendía punteando en el primer palo el 1-1 que volvía a sembrar entre los de La Pola la sensación de que el contrario te hace gol con poca cosa. Afortunadamente, ese sentir duró un minuto, lo que tardaron en forzar un córner, en que lo botara Pablo Sánchez y en que su rechace lo empalase Pibe de volea, rozando el larguero, al techo de la portería.

Desde ahí y hasta el descanso, los rocistas intentaron generar peligro con balones colgados y filtrados al área que la zaga del Lenense Proinastur gestionaba con más o menos apuros, pero la jugada más importante volvió a tener lugar en el área defendida por Nico, cuando Madou fue objeto de un clarísimo penalti que sólo no entendió así el equipo arbitral.

Con el aval de su ventaja de 1-2 los verdiblancos supieron manejar el tempo de lo que sucedía sobre el sintético. Se juntaban cuanto tocaba capear el empuje local y salían con cierto peligro, de vez en cuando, para que el rival supiera que, si se descuidaba, en cualquier momento, podría recibir el tanto de gracia. Eso llegó en el 73’, cuando Berto Arias firmó su doblete cabeceando, imperial y marcando todos los tiempos hacia el palo más alejado, un centro de Julio Vázquez.

Leave a Reply