SOBRE LA TITULARIDAD Y EL USO DEL ESTADIO APPTELO SOTÓN

POLA DE LENA | 21 DE SEPTIEMBRE DE 2018

Ante el inminente comienzo de la temporada oficial en todas las categorías de Fútbol Base y con el fin de aplacar comentarios escuchados de viva voz o leídos a través de redes sociales, emitidos desde el más absoluto desconocimiento o con la torticera intención de lesionar la imagen del club y sus rectores, la junta directiva de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur desea realizar las siguientes aclaraciones sobre la titularidad y el uso de su campo de juego, el Estadio Apptelo Sotón:

1. El ayuntamiento de Lena segregó en su día los terrenos de El Sotón en favor de la Real Federación Española de Fútbol para que allí se pudiera construir un campo que sustituyera al antiguo de “El Masgain”. Al término de la obra, costeada por el ente federativo, la Sociedad Deportiva Lenense, fundada en 1953, recibió en régimen de usufructo la instalación hasta el año 2033.

2. En 2009, la actual junta directiva verdiblanca, presidida por Miguel Marcos, que se encontró el club como un auténtico “solar” en lo deportivo y lo económico, con un déficit tremendo y sólo un conjunto, en 1ª Regional, inició un proceso de reconstrucción que le ha acabado llevando a unas cotas estructurales y de estabilidad pocas disfrutadas a lo largo de los ya 65 años de historia de la entidad y que, ahora, son referencia para muchas otras. La “semilla” fue un equipo en categoría Alevín que para poder entrenar y jugar sin echar a perder el césped de “El Sotón” lo hacía en las ya desaparecidas instalaciones de “La Flor”, junto al conocido como Paseo del Colesterol, rescatadas del abandono por el trabajo de sus directivos y con la colaboración indispensable del ayuntamiento. Ahí es cuando se iniciaron los contactos con la Real Federación de Fútbol del Principado de Asturias que, por carta, se comprometió con la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur a aportar 90.000 € en una futura e hipotética obra de instalación de césped sintético.

Esa obra no terminaría llevándose a cabo hasta el verano de 2014 gracias a la consecución del resto del capital por parte del ayuntamiento de Lena, no sin dificultades, a través de una subvención del Plan “Leader” de desarrollo rural. Dos años después, se instaló una iluminación artificial apta para la disputa y transmisión televisiva de partidos nocturnos.

3. En el ya presente ejercicio deportivo 2018-2019, la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur pondrá en competición ocho equipos “de campo”: uno en Regional Preferente, el recién creado filial de 2ª Regional, un Juvenil, un Cadete, un Infantil, dos Alevines y uno que competirá en la Liga de Empresas, formado íntegramente por deportistas oriundos o empadronados en Lena a los que les hacía especial ilusión llevar el nombre y los emblemas del club decano y representativo de su municipio. Estos equipos, como puede entender cualquiera, tienen que jugar sus partidos durante el fin de semana y también entrenar con una periodicidad mínima y lógica de lunes a viernes con el fin de poder competir con seriedad y dignidad, independientemente de sus aspiraciones deportivas.

4. Esta temporada, como en las anteriores, a la hora de programar el uso de la instalación que tiene concedida hasta 2033 y cuyo guardado, mantenimiento y adecentamiento realiza desde hace décadas y de manera desinteresada, o sea, gratis, su vicepresidente, Domingo González, la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur, lógicamente, atendió primero las necesidades y las circunstancias laborales y escolares de sus más de doscientos jugadores, entrenadores y monitores de sus equipos. Una vez ubicados los entrenamientos y partidos de estos conjuntos se abrió el cuadrante de uso a otros vecinos, colectivos y equipos del concejo, incluyendo las mañanas, donde no es raro ver atletas u opositores utilizando la pista que circunda el terreno de juego o a escolares de cualquier edad practicando deporte o de visita, y las tardes de 16:00 a 22:00 horas.

5. Desde que la obra del césped sintético fue entregada en 2014, nunca antes, cuando era de hierba natural o no tenía torres de luz, la Sociedad Cultural y Deportiva Campomanes, que tiene sus instalaciones de “El Molín” en propiedad, pidió al ayuntamiento de Lena su mediación para poder usar el Estadio Apptelo Sotón en los entrenamientos de su primer y único equipo, suponemos que con el fin de preservar, más que nada en invierno, el estado del suyo. La Sociedad Deportiva Lenense Proinastur aceptó otorgarle algunos huecos libres, porque los había, en el cuadrante de uso de su campo como un gesto de compañerismo con otro club del mismo deporte en el concejo y de responsabilidad con la inversión económica municipal allí realizada, pero no porque estuviera obligada a hacerlo, ya que es usufructuaria única hasta el año 2033.

6. Hace aproximadamente un mes, en una comunicación informal, el entrenador del primer y único equipo de la Sociedad Cultural y Deportiva Campomanes, don Ricardo Canteli, preguntó a nuestro coordinador de Futbol Base, seguramente de buena fe, “si se sabía algo de sus horas de entrenamiento” en “El Sotón”. Ahí se le comunicó que, una vez situados en el planning semanal los entrenamientos de los ocho equipos de “campo” de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur, les quedaban tres franjas disponibles. Parece ser que no les venían bien, porque lo siguiente que recibimos fue una llamada desde la concejalía de Deportes pidiendo información y una reunión urgente ante las quejas del presiente del Campomanes, don Pedro Pablo Rodríguez, que, como casi siempre, prefirió tomar ese camino hacia el ayuntamiento antes de llamar por teléfono o reunirse con nuestro presidente, nuestro coordinador o nuestra junta directiva. Su objetivo, presionar a la autoridad municipal, más todavía en año electoral, a que medie en un conflicto que ni es conflicto, porque la instalación es la que es, es de quien es, la cuida quien la cuida y los horarios son los que son, ni debería ser de su competencia. Entre clubes nos tendríamos que haber explicado y entendido, pero es difícil hacerlo con quien nunca ha querido sentarse frente a frente hasta la semana pasada, cómo no con alcaldesa y concejal de Deportes de por medio.

En ese encuentro el Lenense Proinastur, al que no se le puede achacar falta de voluntad a la hora de buscar soluciones, se comprometió a reanalizar la situación laboral, colegial y de actividades extraescolares de sus más de 200 federados para intentar cederle al Campomanes alguna franja del cuadrante que le cuadre mejor a la mayoría de sus futbolistas, pero teniendo siempre claro que todos tenemos dificultades de conciliación laboral o escolar y aquí los nuestros como es obvio, tendrán preferencia. Dicho de otra manera, no habrá ni un niño del Fútbol Base del Lenense Proinastur que se quede sin entrenar un día para favorecer a un tercero.

7. Asimismo queremos que quede pública constancia de que en la última década, la junta directiva de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur ha promovido dos intentos, obviamente sin éxito, de unificar de alguna manera el Fútbol en el concejo.

En el año 2012 llegó a redactarse, con el beneplácito del que era presidente del Campomanes, José Antonio Rodríguez (que en paz descanse), un convenio de filiación que no pudo firmar ni someter a la consideración de sus socios por la oposición de su junta directiva.

Y en la primavera del año 2017, aprovechando la diferencia de dos categorías entre los primeros equipos de los dos clubes (en el caso del Campomanes primero y único) y a sabiendas de que había que dar una salida deportiva y en verdiblanco a los chavales que iban a terminar ciclo en nuestro Juvenil, esta directiva solicitó al por entonces concejal de Deportes de Lena, Rolando Díez, su intervención, porque no había otro canal posible, para la convocatoria de una ”Mesa del fútbol municipal” que intentara retomar esa idea de la filialidad, patrocinio o dependencia, de caminar juntos para ser más fuertes sin que nadie perdiese ni sus símbolos ni su identidad. El Campomanes podría nutrirse de los canteranos del Lenense y el Lenense tendría un segundo equipo del que nutrirse de forma muy puntual. No hay manera, nos reconoció el edil.

8. Los siete puntos anteriores se resumen en este. No tenemos nada contra el Campomanes. Intentaremos brindarles las horas de uso del Estadio Apptelo Sotón que podamos. Hasta ahora así ha sido y, hasta ahora, no les ha costado ni un euro, ni siquiera por el gas que han gastado al ducharse, que siempre lo ha pagado el Lenense, ni por la limpieza de lo que han manchado, que siempre la ha realizado Domingo, nuestro vicepresidente-utilero-conserje que es y será (o quien él designe en algún momento puntual) el que abra y cierre Estadio y todas sus dependencias no sólo para eventos de nuestro club, sino también para todos aquellos usuarios del polideportivo, atletas, opositores y colegios que lo solicitan.

Si estas no acaban resultando de su agrado, lo sentiremos, pero es que, desgraciadamente, será que no hay otras. Si la situación cambiara y pudiéramos acoplarlas más a sus necesidades, lo haríamos, pero la junta directiva de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur no va perjudicar a ninguno de los suyos o a poner freno a su crecimiento como entidad o a su implantación en el concejo y en la Cuenca para que un tercero, un club que tiene un campo, una pista y un pequeño anexo en propiedad y sólo un equipo, entrene a la carta o con el sobresfuerzo de una persona de 70 años como salvoconducto.

La Sociedad Cultural y Deportiva Campomanes, en su pleno derecho y a través de la voluntad de sus directivos ha elegido en dos ocasiones cabalgar en solitario en lugar de formar parte de un “todo” como equipo “hermano”. Ahora es cuando a esos dirigentes, y sólo a ellos, les toca asumir las consecuencias de sus libres y legítimas decisiones, posiblemente mal calibradas por culpa de un sentimiento de rivalidad mal entendida.

LA JUNTA DIRECTIVA DE LA
SOCIEDAD DEPORTIVA LENENSE PROINASTUR
Presidente: Miguel Marcos
Vicepresidente: Domingo González
Secretario: Tomás Fernández
Tesorero: Heriberto Frade Alonso
Vocal: Heriberto Frade Fernández
Vocal: José Antonio del Corro

Deja tu comentario