OTRA DERROTA DOLOROSA (1-2)

POLA DE LENA | DOMINGO, 6 DE NOVIEMBRE DE 2022 | 📷 Ana Belén Busto y Juanfran Santos (www.lenaaesgaya.es)

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur ha encajado su segunda derrota consecutiva y la segunda como local tras caer por 1-2 ante el Universidad de Oviedo en el choque, correspondiente a la décima jornada de la Primera RFFPA, que se ha celebrado este mediodía en el Estadio ALTOSDEMONTECERRAO.COM – El Sotón de Pola de Lena.

Toda la emotividad y la motivación extra que podían sentir los verdiblancos de Héctor Suárez tras el sentido homenaje a la histórica directiva saliente que ha presidido durante doce años Miguel Marcos se fue al carajo a los cinco minutos cuando, en una acción hiperdesgraciada, porque por sí sola no arrojaba peligro alguno, Cordero acababa alojando el esférico en su propia portería en un centro de estos que metes allí, casi sin mirar, por decir que terminas la jugada en algo.

Quedaba mucho, prácticamente todo, pero esa manera de arrancar para un equipo como el nuestro, que venía de lo que venía en El Berrón, no presagiaba mucho bueno.

El plan de los de Héctor Suárez, que preveía una contienda dura, incluso desde la desventaja en algún momento de mala suerte, se tambaleó tan pronto y hasta tal punto que pareció no existir. Casi todo se reducía a balones frontales y, aun así, a Raúl le dio tiempo a gozar de su primera clara en un «mano a mano» tras una pared con Hugo García, pero Coloma desviaría en su también primera gran intervención de la mañana.

Tras el descanso, los verdiblancos mejoraron bastante sus prestaciones y empezaron a acumular ocasiones y merecimientos para, al menos, no irse de vacío en el reparto de los puntos.

Pasando el ecuador del segundo acto, Ardura fue objeto de un clarísimo derribo dentro del área que Pablo Sánchez transformaría en el 1-1 desde el punto de penalti. Llovía menos y quedaba margen más que suficiente para culminar la remontada… o todo lo contrario.

La historia habría sido diferente si Raúl hubiera tenido una miaja de acierto y Coloma, el guardameta estudiantil, la misma miaja de menos. Primero, protagonizó una parada descomunal a un remate a quemarropa, arriba, desde el área pequeña en un «mano a mano» y , poco después, en otras dos acciones de Raúl vio como sus defensas acabarían desviando in extremis cuan ángeles de la guarda dos disparos del nueve local que iban a gol.

En tal escenario, el Talión del Fútbol no perdió la ocasión de actuar con su máxima fiereza contra los verdiblancos, llevando al punto de penalti, por manos en un segundo tiro, el único acercamiento del Uni en toda la segunda parte tras una parada magistral de Diego Álvarez.

Pedro Fernández fue el encargado de subir a las tablillas el 1-2 definitivo desde los once metros que empaquetó los tres puntos a «San Gregorio» y dejó un montón de nubarrones en torno al conjunto local que tendrá que mejorar mucho, muchísimo, sus prestaciones en las dos áreas si quiere acabar luchando por algo bonito en una Liga tan igualada.

Leave a Reply