NO SE PUEDE CONTRA TANTAS COSAS (1-2)

POLA DE LENA | 23 DE DICIEMBRE DE 2020

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur ha caído derrotado en el último partido de 2020 tras perder ante el Unión Deportiva Llanera por 1-2 en el choque, aplazado en su día, de la cuarta jornada del sugbrupo 1 de la Tercera División asturiana.

Los verdiblancos, que se adelantaron en el marcador, terminaron claudicando ante la calidad del conjunto llanerense y ante otro arbitraje de “gota malaya”, dirigido hoy por Avelino González González.

El Lenense Proinastur estuvo en el partido mientras le dejaron. Superó veinte minutos de arranque dominador de los visitantes. Empezó a ganar segundas jugadas y a crear ocasiones, como el palo de Jairo que precedió al 1-0 de Paulino Varietti, en el minuto 23, rubricando una gran jugada de Ousmane y Jairo, para marcharse con mayor renta. Sobre todo, una de Ousmane, que perdonó una opción clarísima desde dentro del área con todo a favor.

Los más veteranos del lugar, viendo la vara de medir que había exhibido el colegiado en la primera parte sabían perfectamente que en el segundo tiempo había muchos números para que pasara lo que pasó, que el Llanera podía remontar por la inmensa calidad que encierra su plantilla, aunque hoy mermada, y que, en cualquier momento, el arbitraje iba a erigirse en protagonista.

De un posible penalti sobre Ousmane se pasó a otro, inocente, que supuso el 1-1 (minuto 63) y cinco minutos después de que el Lenense Proinastur encajara el 1-2 de Matías, que resolvió una serie de rechaces tras un saque de banda a falta de un cuarto de hora, la expulsión de Ousmane por protestar, harto ya de recibir, que mataba cualquier atisbo de reacción en los diez minutos que restaban.

Luego sí, se añadieron cinco minutos para la galería y la conciencia de alguno en los que los de casa lo buscaron por una vía más vertical todavía, pero sin éxito ante un Llanera que tiró del oficio de mil batallas para que no se jugase más.

El Lenense Proinastur cierra este maldito año 2020 con Salud, que es lo más importante, pero mucho más preocupado que por la situación clasificatoria, que podía ser mejor, no nos engañamos, por esa variable que no puede ni debe controlar, porque nadie tendría que hacerlo. La cantinela entre aficionados, directivos y vestuario se repite hasta el hartazgo por todos los rincones de “El Sotón”: los árbitros, en general, no nos están tratando como a los demás.

Leave a Reply