ENCEFALOGRAMA CASI PLANO (2-0)

PRAVIA | DOMINGO 14 DE ABRIL DE 2024 | Fotos: Toni F. Vila y «Min» S. Bayón

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur ha enganchado su cuarta derrota consecutiva, su quinta jornada sin conocer la victoria, tras caer derrotdo en su visita al Club Deportivo Praviano por 2-0, en choque correspondiente a la vigésimo novena jornada de la Tercera Federación.

El equipo de Héctor Suárez, corto de efectivos por las lesiones y con un marchamo de cansancio físico y mental preocupante que le hace parecer hasta desenganchado, mereció salir goleado hoy de «Santa Catalina», tuvo sus chances para empatar a balón parado y encajó tras un fuera de juego obsceno en el minuto 95 el definitivo 2-0, obra de Diego Pereira, pero la sensación es que ahora no le da para casi nada y menos ante estos conjuntos de la zona alta.

Los locales salieron en modo asedio y en los primeros 10 minutos Javi Gutiérrez, Ito y Juan Menéndez ya habían puesto a prueba a Javi Doldán, el mejor de los nuestros este mediodía, y a la defensa verdiblanca que, agónica y milagrosamente, se convirtió en un frontón con el que aguantó el 0-0 hasta el descanso.

Tras la reanudación, se repitió la historia, pero el Lenense Proinastur no estuvo concentrado para defender un saque de banda que, primero, permitió un chut de Javi Gutiérrez que Doldán desvió al travesaño y que, en la juegada subsiguiente, desembocó en el gol de Dani Lara, que llegando desde atrás, fusiló a la red un servicio desde la banda derecha.

Con el 1-0 el Praviano dio un paso atrás que le permitió a los verdiblancos, no sin asumir riesgo en las transiciones, palparse la ropa y organizarse mínimamente para empezar a pisar campo contrario.

Los de Lena tuvieron tres opciones, dos muy claras, para poder empatar. Todavía con once, antes de la expulsión de Víctor Fernández por doble amarilla, Lucas Rodríguez se presentó tras una peinada de Jandro, algo escorado, ante Ali Fall, pero su tiro con la derecha se fue al exterior de la red.

Siete minutos después, en el primer córner que lanzaron el segundo tiempo, el balón acabó llegando a la zona del poste más alejado donde Berto Fernández cabeceó fuera y ya en el descuento y en inferioridad, tras un saque de banda prolongado, Mateo González vio como la defensa del Praviano desvió su remate que llevaba peligro y dirección portería.

No hubiera sido justo, para nada, por los méritos contraídos por unos y otros, pero tampoco hubiera estado de más que, por una vez, la suerte le hubiera sonreído del todo a un bloque que debería sanar y despertar cuanto antes para conseguir esa victoria que, a día de hoy, parece que le falta para respirar con tranquilidad.

Leave a Reply