EL LENENSE PROINASTUR SUFRE LO INDECIBLE, PERO ACABA GANANDO EN ANDÉS (2-3)

ANDÉS (NAVIA) | 11 DE NOVIEMBRE DE 2018 | FOTO: Pilar Estrada

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur se ha acabado imponiendo por 2-3 al del Andés Club de Fútbol en el choque de la duodécima jornada de la Regional Preferente que se ha disputado esta tarde en el campo de “San Pedro”. 

Los de Alfonso Arias supieron sufrir, aunque más de la cuenta tras llegar a ir 0-3 en el marcador, sobre el pesado césped del recinto naviego, pero ni allí, ni con el Lenense Proinastur nunca se puede estar tranquilo hasta que el árbitro pita el final.

El conjunto verdiblanco empezó capeando el primer cuarto de hora de típico empuje local para, poco a poco y haciendo buen Fútbol dentro de lo que tocaba, intensidad y brega, ir asomando por la meta de Pallasá que Álvaro acabó perforando por primera vez en el minuto 34, rematando un pase atrás de Berto desde la zona derecha del ataque. 

Durante el descanso, Alfonso Arias preparó mentalmente a los suyos para que hoy no se repitiera lo de Blimea, Turón y Lugones y estos respondieron de salida a las mil maravillas con dos tantos en diez minutos. El 2-0, obra de Pablo Sánchez en el 47′,  recogiendo el rechace de un primer disparo de Álvaro, y el 3-0, una preciosa vaselina de Luis del Río que acabaría expulsado en el 82’ tras ver dos amarillas seguidas tras una tángana. El de Ujo cayó en la trampa y el colegiado, el ovetense Granda Molaguero, cada vez más influido por el ambiente, aprovecho para empezar la barrida para casa. 

Y es que con el paso de los minutos la ya conocida afición local subió sus niveles de presión contra todo lo que se moviera que no vistiese de azulgrana y el Lenense Proinastur que, lógicamente, se recogió en su lado del campo para defender su renta ante la presión local, empezó a sufrir porque apenas lograba cruzar la divisoria con el esférico bajo su control.

Óscar, a falta de 25 minutos y de cabeza, hizo el 1-3 que empezó a traer al presente verdiblanco viejos fantasmas. 

Orly y Manu desperdiciaron ante Abraham dos buenas ocasiones de hacer el 2-3 dentro del tiempo reglamentario, tanteador que acabaría llegando en el 92’ merced a un palmeo de baloncesto del propio Orly, al que se le escapaba la risa después de que ese remate hubiera colado a ojos del trío arbitral. Podemos decir que, un tercio de Liga después, ya nada nos sorprende en este capítulo.

El colegiado, una vez más de manera incomprensible, terminó llevando la contienda hasta el minuto 95 y hasta entonces hubo que aguantar la respiración, pero Cristian cabeceó alto la peligrosísima con la que todo terminó.

FICHA DEL PARTIDO

Deja tu comentario