EL LENENSE PROINASTUR SE SUMA A LA ALEGRÍA DE LES FERIES (3-1)

POLA DE LENA | 9 DE OCTUBRE DE 2021 | FOTOS: Pilar Estrada

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur continúa sin conocer la derrota en la Tercera RFEF, pero esta vez recuperando el sabor de la victoria, la primera en su feudo, tras imponerse al Luarca Club de Fútbol por 3-1 en el choque de la octava jornada celebrado en en esta tarde de sábado de Feries en el Estadio “El Sotón” .

Los de Alfonso Arias supieron adaptarse casi durante toda la contienda al tipo de partido más parado y “pastoso” en el que los valdesanos, recién ascendidos, han solido moverse con éxito en el resto de visitas que habían rendido en su vuelta a la categoría. El “casi” es porque la puesta en escena de los verdiblancos, esta vez, no fue especialmente buena, con muchas imprecisiones.

A pesar de elló, el 1-0 llegó antes del minuto 10. Un mal saque de falta por el costado del veterano Juanma fue interceptado por Julio Vázquez, pinchado a tierra por Luismi, filtrado por arriba por Pibe y resuelto por Ryduan, que usó perfectamente el cuerpo para hacerse sitio donde apenas había y cruzar ante la salida de Adrián.

El gol no cambió para nada el guion, que sufrió un giro inesperado cinco minutos después con un desgraciado tanto en propia puerta de Charly que suponía el 1-1, situación que fue compensada rápidamente por otra, distinta pero igualmente desgraciada, en el área contraria que Madou, con fe, siguió atento para meterse por medio, tocar lo justo y volver a poner al Lenense Proinastur por delante.

El tercero pudo llegar antes del descanso. Primero, Fidalgo empaló desde el balcón del área, fuera por muy poco, un balón tras un saque de banda que buscaba la escuadra de un Adrián que, en los minutos siguientes, realizaría dos paradones de antología ante sendos trallazos de Madou.

El segundo acto nació como continuación del final del primero, con los de casa dueños del balón y del partido, pero con la incertidumbre que siempre siembra ir ganando sólo por uno, ya que en cualquier balón parado o en cualquier otra jugada “tonta” te pueden dejar con la cara ídem.

Esa incertidumbre se redujo justo cuando se cumplía la hora de partido, cuando una falta botada desde un costado en mitad del campo rival por Madou fue cabeceado de manera imperial e inapelable a la red por el central Pedro Cejudo para firmar el definitivo 3-1.

A partir de ahí el partido entró en una fase más prescindible como espectáculo, pero que es muy necesario saber ejecutar como equipo para proteger tesoros como marcador que los de “Fonso” tenían en sus manos. Menos ritmo, menos desmelene, más control… “Que arriesguen ellos” podría denominarse.

Hasta el final el Luarca sólo inquietó el arco defendido por Iván Torres en un tiro libre desde la media luna, peligrosísimo, que acabó impactando en la barrera y, a falta de cinco minutos, en una jugada por banda en la que el canterano Javi López estuvo muy hábil para cortar el “pase de la muerte” desviando a córner.

Leave a Reply