El Lenense Proinastur dominó mejor la situación en el

EL LENENSE PROINASTUR SACA LA CABEZA EN EL BARRO

LLARANES (AVILÉS) | DOMINGO, 20 DE DICIEMBRE DE 2020 | FOTOS: Pilar Estrada y Pablo Requejo

  • El Lenense Proinastur dominó mejor la situación en el "Muro de Zaro".

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur se ha reencontrado con la victoria tras imponerse a domicilio al Avilés Stadium por 0-2 en el choque, correspondiente a la décima jornada del subgrupo 1 de la Tercera División, que se ha celebrado este mediodía.

El mítico “Muro de Zaro” presentaba un aspecto casi imposible para el Fútbol, pero es lo que había para todos y tocaba, como en su día en el “Suárez Puerta”, adaptarse o morir y los de Alfonso Arias prefirieron lo primero porque lo que había hoy en juego era demasiado importante.

Los stadiumistas entraron ligeramente mejor al partido y empezaron creando apuros en torno a la portería de Javi Torres, muy seguro durante toda la mañana, sobre todo en un tiro cruzado de Sidibé desde la esquina del área grande que desvió en estirada a córner.

Al paso por el cuarto de hora, el cuadro verdiblanco empezó a asomarse por el área de su ex compañero Rafa de Diego. En un saque de banda, Jairo, de manera acrobática, remató por el dorso del palo en lo que supuso una especie de aviso antes del 0-1. Corría el minuto 32 cuando, en otro servicio de Carlos desde el costado, Ousmane peinaba, Varietti le hacía una especie de pared y el debutante costamarfileño fusilaba con violencia desde la frontal para firmar un golazo.

Tres minutos después el partido pudo quedar visto para la sentencia, pero Rafa de Diego adivinó las intenciones y puso el brazo fuerte al lanzamiento de un penalti de Paulino Varietti, que había sido cometido sobre Jairo.

Durante el segundo tiempo el Lenense Proinastur ejecutó a la perfección el único plan posible, que a veces es el más difícil de llevar a cabo. Defenderse con orden y esperar su opción de sentenciar en una contra o en una jugada aislada.

A falta de media hora, el encuentro daba otra vuelta de tuerca a favor de los intereses de los hoy verdinegros. El Avilés Stadium se quedaba con un hombre menos por la expulsión de Sidibé, roja directa, al interpretar el colegiado, Bergareche Solana, que su choque con Javi Torres era evitable y entrañaba juego brusco grave.

Pero como el luminoso no decía lo contrario y los de casa ya demostraron hace una semana en Vallobín que lo de rendirse, aunque fuera en inferioridad, no va con ellos, la lucha por los puntos siguió abierta hasta que una contra a trompicones entre Pablo Sánchez y Luismi acabó con un centro de este al área que el zaguero local Momparler remató de forma involuntaria a la red de su portero ante la oposición de Ousmane.

Cristian de la Mata, en el primer palo tras un saque de banda, y el propio Ousmane, sólo tras un servicio de servicio de Jose Santullano, pudieron aumentar la cuenta antes del final del choque, pero el 0-2, tan importante por muchas cosas, mchas más que los obvios tres puntos, acabaría siendo el resultado definitivo.

Leave a Reply