EL LENENSE PROINASTUR BATE SU RÉCORD CON OTRA VICTORIA (2-0)

POLA DE LENA | DOMINGO, 31 DE OCTUBRE DE 2021 | FOTOS: Pilar Estrada y Pablo Requejo

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur ha derrotado este mediodía al del Real Titánico por 2-0, lo que le ha servido para registrar quinto triunfo consecutivo en la Tercera RFEF y un nuevo récord de imbatibilidad del club en la última categoría nacional, once partidos sin conocer la derrota. El anterior databa de las diez primeras jornadas de la 1987 – 1988.

El choque salió muy de cara para los verdiblancos que en el minuto 7 ya estaban por delante en el marcador. Ryduan, en el segundo palo, a la salida de un córner y zafándose lo justo de un marcaje que parecía penalti de Marcos Iglesias, metió la rodilla como recurso para terminar alojando el balón dentro de la portería lavianesa y firmar el 1-0.

Los de Marcos Suárez fueron creciendo poco a poco en el partido, pero la siguiente acción de cierto peligro fue también local, una falta lateral servida por Luismi que botó delante de Pibe y de Ryduan y, sin que nadie la tocara, terminaría lamiendo el poste.

El momento del Titánico en el partido llegó a partir de la media hora de juego. El primer aviso fue de Lele, que después de una gran jugada personal por banda disparó al palo más alejado fuera por muy poco. Casi a renglón seguido sería Yago el que volearía alto desde la frontal un centro de Álex García, que había sido habilitado por Monasterio tras una bonita jugada. El último, volvió a ser cosa de Lele y con Álex García de nuevo mediante, pero Charly, en el último momento, pudo meter la puntera para que gijonés no empalara de pleno y el esférico saliera a córner.

Después de pasar todo ese mal rato, el Lenense Proinastur terminaría firmando la última ocasión del primer tiempo, un pase diagonal de Ryduan a Carlos Blanco que, tras bajarla con el pecho en tres cuartos de cancha, vio como Alejandro atrapaba su disparo final, algo forzado por la lógica oposición de un defensa.

Tras el paso por los vestuarios reaparecería Jairo, que sustituyó precisamente a Carlos Blanco, que había sudrido un golpe en la cabeza. Después de unos minutos de retanteo vino el primer intercambio de golpes. Pibe, de cabeza tras una falta lateral botada por Luismi, pudo hacer el segundo poco antes de que los de “Las Tolvas”, con un tiro que salió muy centrado, pusiera el nudo en la garganta de la afición local.

Cuando se cruzaba el ecuador del segundo acto vendría el, a la postre, definitivo 2-0. Ryduan bajó con el pecho un despeje orientado de Julio Vázquez. El argentino encontró entre líneas a Luismi que, casi de primeras, abrió a la derecha para que Jairo pusiera un “pase de la muerte” en el sitio justo y con la fuerza a adecuada para que Pibe, con el interior del pie, remachara al fondo de las mallas. Golazo protestado por la parroquia visitante, que pedía fuera de juego.

Tras el segundo del Lenense Proinastur el partido entró en una fase de poca historia que sólo se rompió en la prolongación con dos opciones postreras del Titanic, un “mano a mano” desperdiciado por el visitante Monasterio ante Dani Fernández y un cabezazo alto tras un tiro de esquina en la que acabaría siendo la última jugada de un encuentro, otro, para la pequeña – gran historia de nuestro club.

Leave a Reply