EL EQUIPO PUDO CON TODO Y SE TRAJO LOS PUNTOS DE VALLOBÍN (1-2)

OVIEDO | DOMINGO, 21 DE ABRIL DE 2019 | FOTO: Pilar Estrada

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur se ha impuesto al del Club Deportivo Vallobín por 1-2 en el choque, correspondiente a la trigésimo cuarta jornada de la Regional Preferente, que se ha celebrado esta tarde en el campo del conjunto ovetense.

Ganar a un líder tan sólido en su casa, como lo es este, ya es difícil, pero hacerlo jugando y sufriendo de manera controlada más de una hora en inferioridad numérica y que el marcador a tu favor parezca hasta corto sólo está al alcance de un EQUIPO, con mayúsculas.

La contienda arrancó como una guerra de guerrillas en la que se luchaba cada centímetro de verde y cada balón. Las primeras aproximaciones con algo de peligro fueron del Vallobín, que intentó sacar provecho a una serie de pelotas paradas que le granjeó el árbitro, Álvarez Ordóñez, que en el intento de colocar sus límites para la conducción del encuentro cargó a los verdiblancos de faltas.

Poco a poco, los Alfonso Arias empezaron a sacudirse el dominio ovetense y ahí llegó la primera gran ocasión de la tarde, un impecable cabezazo de Miguel Pérez a la escuadra, tras un centro de Adri, y la expulsión por roja directa de Sergio Villanueva, que tras recibir una falta se encaró con un rival que fue más pícaro que él para que aquello pareciera una agresión.

Cuando lo más normal sería clamar por la llegada del descanso cuanto antes, el Lenense Proinastur sacó su casta competitiva y Luis del Río, su calidad para mandar otra pelota al larguero, esta vez con un disparo desde fuera del área, y, aliado con la suerte, conseguir el 0-1 en una extraña jugada. Un centro del turonés pegó en un defensa haciendo que la pelota terminara describiendo una parábola altísima que el guardameta Edu atrapó, pero, a instancias del asistente, rebasando con ella entre las manos la línea de gol.

A pesar de la ventaja, y con el recuerdo de lo que pasó en la última visita a Vallobín, los de Fonso se mentalizaron para tener que sufrir lo indecible en pos de sacar algo positivo. Y se sufrió, pero dejando impronta de EQUIPO. Una jugada personal de Luis del Río que no encontró rematador, un disparo lejano de Miguel Pérez y un remate en plancha de Pablo Sánchez, que salió lamiendo el palo, pudieron significar el 0-2 en el arranque, pero lo que llegó fue, a los diez minutos, el 1-1. Un centro – chut cruzado que botó de manera sibilina frente a Rafa de Diego que Jose cazó en posición forzada cuando parecía que se iba a marchar largo.

Pensándolo fríamente, el empate no era un mal resultado, pero el Lenense Proinstur fue a Vallobín a ganar como fuera y así lo hizo. Edu mantuvo vivo a su equipo deteniendo, primero, un remate colocado, pero flojo, de Luis del Río en el segundo palo y, después, haciendo el paradón de la tarde metiendo una mano en la escuadra para sacar un remate de Pablo Sánchez.

Los nuestros le generaban mucho peligro a los locales con una de sus propias medicinas, el balón parado. En esta suerte, Jandro dispuso de balones muertos en el área que no pudo resolver con acierto, pero sí que lo hizo su compañero de centro de la zaga Pablo Arguelles, en el minuto 78, remachando un rechace de Edu, convirtiendo el 1-2 y llevando el delirio al público desplazado desde el concejo de Lena.

Se jugaron casi veinte minutos más que el Lenense Proinastur supo manejar muy bien para hacer crecer la  ansiedad del Vallobín, que pudo encajar el tercero en espectacular contra, plena de potencia y calidad, de Pablo Sánchez que se atribuyó, con cierta lógica porque la jugada era suya y se estaba marcando un partidazo, el derecho de finalizarla, pero lo hizo al “muñeco”.

FICHA DEL PARTIDO

Deja tu comentario