EL EMPUJE DEL TURÓN “SACA” AL LENENSE PROINASTUR DEL “FELGUEROSO” (2-1)

VALLE DE TURÓN (MIERES) | 12 DE OCTUBRE DE 2018 | FOTO: Pilar Estrada

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur ha caído en su visita al Deportivo Turón, por 2-1, en el choque, adelantado a la octava jornada de la Regional Preferente, que se ha disputado este mediodía en el “Fernández Felgueroso” de la parroquia mierense.

Lo del Fútbol y los momentos. Minuto 48, 3’ del segundo tiempo. Luis del Río, que había puesto a diez minutos para el descanso descanso el 0-1 que campeaba en el luminoso del recinto de La Bárzana, protagonizó una galopada en solitario sobre la línea de la banda izquierda, “cortó” su conducción hacia el área y sacó el máximo petróleo posible, penalti. El de Ujo usumió una responsabilidad que nadie le discutió, ejecutó la pena máxima y la pelota se marchó directamente fuera. La parroquia local, hasta entonces anestesiada, empezó a rugir. El once rojillo creyó que aún se podía y los de La Pola, desde ese mismo instante, dejaron de creer en sí mismos y se hicieron tan pequeños que hasta parecieron desaparecer del mapa verde.

El caso es que, hasta entonces, los de Alfonso Arias estaban cuajando un partido fantástico, por práctico. Con el viento a favor, literalmente hablando, Varo, Gonza, Argüelles y Héctor tenían perfectamente medido el juego directo del Turón y controlados a sus atacantes. Álvaro peleaba por arriba todo en campo rival para dejárselo de cara a la línea de creación o descargarlo a los espacios para las subidas de los Jairo, Luis del Río o Sergio Villanueva. Pablo Sánchez y Brian  ganaban el 95% de lo que caía por la zona ancha y si, por lo que fuera, algo entraba en el área, Rafa de Diego daba muestras de tene todo ese espacio controlado.

Antes del 0-1 hubo varios avisos verdiblancos, algunos muy serios. Nada más comenzar, Jairo forzó un primer saque de esquina que trajo consigo hasta tres disparos con peligro de los lenenses. En el minuto 18, Sergio Villanueva se quedó sólo área turonesa tras un saque de banda, pero como no era consciente de tal soledad, resolvió de primeras flojo, forzado y con la cabeza cuando, en realidad, tenía todo el tiempo del mundo.  El veterano mierense estrellaría  diez minutos después un lanzamiento de esquina directo en la cara interior del palo más alejado, pero, inexplicablemente, la rosca llevó el balón hacia fuera. Antes, Jairo, tras una fantástica maniobra en el círculo central, habilitó, de espaldas y sin mirar, a Álvaro, pero su tiro final se marchó por encima del travesaño.

Y en el 34’ acabaría llegando el gol que el Lenense Proinastur venía mereciendo. Pablo Sánchez vio perfectamente con el rabillo del ojo el desmarque de ruptura trazado por Luis del Río, le colocó el balón por delante, el atacante cruzó su carrera por delante de la del último defensa y, con la posición ganada, metió la puntera para rebasar a Diego en su media salida.

Tras otro intento de  gol olímpico de Villanueva y un acercamiento con peligro de los locales que desbarató en una salida valiente Rafa de Diego, llegó el descanso. Victoria parcial y buenas sensaciones. Sólo quedaba la pequeña – gran duda de si los de Fonso iban a ser hoy capaces de cerrar el partido en cualquier contragolpe ante un Turón que, sí o sí, se iba a descubrir.

Los verdiblancos no aprovecharon la primera, y a posteriori  única, bala de la que dispusieron con el penalti y, a partir de ahí, todo lo que podía salir mal salió peor. A base de juego directo y de las faltas, saques de banda y córners subsiguientes, los de Román fueron acogotando a un Lenense Proinastur que no volvió a ganar ni una primera, ni segunda ni tercera jugada.

En el minuto 69, Nacho, a la salida de un tiro de esquina, empotró de cabeza sobre la línea de gol el balón en la red de un Rafa de Diego que había salido a por una trayectoria que el caprichoso aire reinante decidió redibujar a última hora. 1-1 y la terrible sensación de que el punto empezaba a parecer un buen botín para los de Lena, pero la tragedia iba a ser mayor. En medio del agobio, a poco más de diez minutos para la conclusión, De Diego, queriendo ayudar, salió a la caza de un balón suelto en la lateral del área grande que no era para él con la mala fortuna de que Moncas metió la puntera lo suficiente para adelantarse y forzar otra pena máxima que él mismo sí convertiría en el definitivo 2-1.

A partir de ahí no se jugó más. El Turón bajó las pulsaciones y el ritmo del partido, siguió ganando todo los duelos y manejó el reloj a su antojo con cambios y pérdidas de tiempo que terminaron de sacar de sus casillas a un Lenense Proinastur que, aunque con muchas bajas, enseñó en 95 minutos lo mejor y lo peor de su repertorio futbolístico dejando un amargor que sólo se podrá borrar de una manera, ganando al líder el próximo fin de semana (Estadio Apptelo Sotón, domingo a las 18:30 horas).

FICHA DEL PARTIDO

Deja tu comentario