DOS CHISPAZOS DE CALIDAD DECIDEN PARA EL LENENSE PROINASTUR (3-1)

LA POLA (LENA) | DOMINGO 4 DE FEBRERO DE 2024 | Imagen: www.golplus.tv

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur se ha impuesto al del Barcia Club de Fútbol por 3-1 en el choque, correspondiente a la decimonovena jornada de la Tercera Federación, que se ha celebrado este mediodía en el Estadio «El Sotón» de La Pola, que registró una de las entradas más flojas de la temporada.

Futbolísticamente, el encuentro fue malo de solemnidad, sobremanera en la primera mitad, en la que, prácticamente, sólo pasaron los dos goles, productos de un accidente y de un error grosero.

El accidente, cosa rara, favoreció al Lenense Proinastur, que se puso 1-0 en el minuto 24 por un gol en propia puerta de Julen Escudero, que se tropezó en el repliegue con un balón profundo que estaba intentando cazar Sergio González, con tan mala suerte para él que se convirtió en un remate raso, flojo y ajustado al que no pudo llegar el guardameta Sergio Escudero, que no rebobinó a tiempo su media salida.

Con el marcador ya abierto, el panorama cambió muy poco. Ritmo lento, imprecisiones, algo mas de control del esférico de los de casa, pero sin crear ocasiones… Hasta que en el minuto 40′, en una falta de entendimiento tras una descarga de cara de Mario Monasterio en la salida de balón, se convirtió en una asistencia para Marcos Castillo que en su carrera en solitario poco más y mejor podía hacer que lo que hizo, pegarle un zapatazo de media distancia en cuanto pudo que, ajustadísimo al poste, sorprendía a Sergio Fernández e instalaba la desazón en la plantilla y la afición verdiblanca.

Tras la reanudación, los de Héctor Suárez pasaron otros cinco minutos de incomodidad absoluta ante un Barcia que seguía manteniendo el compás de partido que mejor le venía, a expensas de que otro error, o una contra o una pelota parada le diera el premio gordo.

Los verdiblancos fueron mejorando con el paso de los minutos y con los cambios e imponiéndose física y futbolísticamente a los valdesanos.

Las primeras acciones de peligro las protagonizó Mario Monasterio que, por calidad, esfuerzo, ganas, intención y dar la cara ya merece ver puerta, pero hoy tampoco pudo ser. La primera y más clara vino de un balón que acabó en la izquierda, a pies de Borja Sierra, que logró sacarse un centro raso que Monas, encimado por un zaguero rival, remató alto al no poder colocar bien el pie para amortiguar el bote. Las otras dos fueron un tiro de media distancia y una falta a cinco metros de la frontal del área, ligeramente escorada al derecho del ataque, que salvó la barrera, pero sin apenas fuerza para poder sorprender al arquero del Barcia.

Ya sobre la hora de partido, Pablo Coutado encontró una vía, también por el pico zurdo de la grande, para presentarse ante Escudero, pero su remate final con la derecha se fue por mucho con respecto al palo más alejado. Al minuto siguiente, fue el turno de Sergio González el que cortó por la derecha, pero su intento de regate fue perfectamente leído por la defensa.

Hubo que esperar hasta el minuto 77 para volver a ver al Lenense Proinastur por delante en el luminoso. Mario Monasterio, Jandro y Pablo Coutado conectaron todo su talento para asociarse y presentar al mierense ante el guardameta, al que regateó para establecer a placer el 2-1. Lo más destacado de la mañana y uno de los goles más bonitos de los nuestros en «El Sotón» esta temporada, sin duda.

El sufrimiento hoy fue poco y relativo porque, hoy sí, en esos minutos finales con ventaja hubo personalidad para manejar el balón con criterio ante un Barcia al que no le quedaba otra que descubrirse atrás.

En en el minuto 86′, Jandro tiró de piernas y oficio para convertir un despeje orientado y con mucha intención de Lucas Rodríguez en una asistencia, ganándole la ventaja y el espacio a su par de cierre y, con un toque de mucha calidad, superar por arriba la salida de Sergio Escudero y anotar el definitivo 3-1.

Leave a Reply