AL LENENSE PROINASTUR LE SOBRARON LOS DESCUENTOS (2-2)

POLA DE LENA | SÁBADO, 4 DE DICIEMBRE DE 2021 | Fotos: Pilar Estrada

El primer equipo de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur ha empatado a dos goles con el del Club Deportivo Covadonga en el choque, adelantado a la decimosexta jornada de la Tercera RFEF, que se ha celebrado esta tarde en el Estadio “El Sotón”.

Por segunda vez en lo que va de temporada en casa, a los de Alfonso Arias les sobró el tiempo de descuento para poder firmar tres puntos que hubieran sido oro puro, más que por los marcadores que se habían dado en otros campos, por cambiarle el aire a un equipo al que no le ha salido casi nada a derechas en lo que llevamos de mes y anda «depre».

Hasta el paso por el ecuador del primer acto los dos equipos estuvieron midiéndose e intercambiándose munición de fogueo, cada uno a su estilo. El Lenense Proinastur con su versión más intensa y abreviada y el Cova, con algo más de amase e intentando filtrar pases por la línea defensiva de los de casa.

Sólo el cansancio del paso de los minutos o el primer gol podía romper esa especia de «guerra fría» y ese tanto vino en el 24’, cuando Pedro Cejudo cabeceó impecablemente a la red un no menos impecable servicio de Madou desde la esquina.

Durante la recta final de parte se desencadenó la polémica en torno a la labor aribitral del gijonés Quirós Pérez por dos jugadas en el área de los de Lena. Primero, los ovetenses reclamaron un toque con la mano de Iván Torres fuera de sus límites tras una salida mal media y, justo cuando se cumplía el 45’, el árbitro, o su conciencia, optaron por convertir en penalti una acción entre Julio Vázquez y Rober, que puso toda la picardía de su parte para irse al suelo. Pablo Castiello fue el encargado de transformar la pena máxima en el 1-1 con el que se llegó al descanso.

Tras el paso por los vestuarios, la pelea siguió igualada, pero con los verdiblancos generando algo más de peligro. El premio a esa gota malaya fue el 2-1, un pase de tiralíneas de Jorge Fidalgo a la espalda de los centrales que Berto Arias, rompiendo entre medias, controló y definió a la perfección ante Caserta.

El míster del Cova, Fermín Álvarez, metió en el campo todo su arsenal ofensivo. Danny debió haberle durado muy poquito sobre el campo, pero su plancha sobre Pedro Cejudo sólo fue sancionada con tarjeta amarilla cuando bien pudo ser roja.

Hasta el tiempo de prolongación, el Lenense Proinastur tuvo dos ocasiones muy claras para haber cerrado el partido, una de Pibe que se giró en el área tras otra gran jugada y pase de Jorge Fidalgo y otra de Álvaro Sánchez. En este periodo el Cova gozó de otra que sacó Charly entre palos.

Da todavía más rabia pensar en que casi toda la recta final se estuvo jugando en campo visitante, salvo una aparentemente inofensiva falta en el círculo central que se convertiría en la tumba de dos de los puntos del cuadro verdiblanco. El centro de Borja Noval, de manera inconcebible, botó en el área pequeña y dio pie a una segunda jugada en la que Álex Padrón firmó el definitivo 2-2 que deja una «mala vibra» que habrá que intentar espantar cuanto antes.

Leave a Reply