LA SOCIEDAD DEPORTIVA LENENSE PROINASTUR CUMPLE HOY 65 AÑOS

El 4 de agosto de 1953, un grupo de entusiastas aficionados al fútbol de Lena, concejo que empezaba a ver luz tras el plomo de la durísima Guerra Civil y su no menos complicada posguerra, retomó el espíritu del Águila Roja, el primer equipo de balompié que tuvo el concejo, para fundar un nuevo club federado, la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur que, hoy, alcanza sus bodas de platino, sus 65 años.

Francisco Parada Viejo, “el Dentista” fue el presidente de la primera junta directiva, conformada por trece miembros con cargo y dos como delegados del pueblo.

Desde entonces, cinco campos, “Les Escueles”, “Las Pedrosas”, las dos ubicaciones en “El Masgaín” y el Estadio Apptelo Sotón; doce ascensos y once descensos que le han llevado a jugar en todas las categorías del fútbol regional, las actuales y las desaparecidas; quince temporadas en categoría nacional; llenazos históricos como ante Barquereño, Velarde, Real Oviedo, Roces y San Claudio “B”; jugadores y sagas ilustres que fueron de todo en el club, jugadores, entrenadores, masajistas, cantineros, utileros; crisis económicas muy serias por la mala cabeza o la mano larga de alguno que estuvieron a punto de acabar en desaparición… Y sentimiento, de más o menos gente, según la época, pero tan valioso como el que pueda generar un club más grande, si es que lo hay.

Cumplir años siempre es motivo de celebración, pero 65 es una cifra muy especial y más si nos paramos a pensar en cómo estaba esto hace diez años, confesó el presiente del Lenense Proinastur, Miguel Marcos. El club, a día de hoy, está, con sus aperturas y sus carencias, que se intentan suplir con ganas e imaginación, orientado hacia un futuro que puede ser esplendoroso si hay ganas por parte de todos de que así sea. Si todos nos concienciamos de que, jugando, dirigiendo, trabajando, pintando, retejando, recaudando, etcétera podemos hacer algo, aunque sea poco, por la vida de la entidad, está será larga y con cierta Salud y más si se lo transmitimos a nuestros hijos y nuestros nietos porque, por ley de vida, algún día les tocará a ellos remar.

El máximo mandatario verdiblanco se ha mostrado muy esperanzado e ilusionado ante el ejercicio futbolístico que está a punto de comenzar porque en él se van a juntar muchas cosas, y espero que buenas, como la temporada en Preferente de la primera plantilla, el debut del filial, que es el germen del futuro de este club, las incorporaciones a la familia de los equipos femenino de sala y de fútbol de empresas, todo lo de la cantera y, de remate, un proceso electoral que, ojalá, acabe demostrando que esto está vivo y que hay gente dispuesta a tirar por ello además de los que ahora estamos, concluyó.

1 Respuesta

Deja tu comentario