CLAUSURADA LA IV EDICIÓN DEL CAMPUS Y LA II “SEMANA DE PORTEROS” DEL LENENSE PROINASTUR

POLA DE LENA | 30 DE JUNIO DE 2018 

Como ya es tradición, la entrega de premios y reconocimientos, el sorteo de regalos y la gran foto de familia en la tribuna del Estadio Apptelo Sotón ha puesto punto y final a la cuarta edición del Campus de Verano y a la segunda de la “Semana de Porteros” de la Sociedad Deportiva Proinastur que, viendo las caras de los niños, que no suelen mentir, ha sido todo un éxito.

Seis días y medio en los que los 55 inscritos han podido disfrutar de su deporte favorito a través del trabajo de aspectos técnicos y tácticos y, seguramente sin darse cuenta, han recibido una serie de enseñanzas para el Fútbol y para la vida de sus monitores y del buen número de profesionales que, de manera totalmente desinteresada, han entregado parte de su tiempo para estar un rato con los chavales, los futbolistas en activo Diegui Johannesson (Real Oviedo), Yolanda Chamorro (Real Oviedo Femenino) y Alberto Espeso (Real Sporting); el árbitro de LaLiga Santander González Fuertes; el ex jugador de Sporting y Celta Tomás Hervás; el ex ciclista profesional Luis Pasamontes; y el periodista Pablo Requejo.

El coordinador del fútbol base verdiblanco y alma mater indiscutible del evento, Carlos García Baquero, se mostraba muy satisfecho de cómo se había desarrollado todo. Los objetivos que nos habíamos planteado están más que cubiertos, las charlas y actividades complementarias han calado muchísimo en los críos, quizá más que otros años, y no hemos tenido que lamentar ninguna lesión ni ningún incidente. Por tener hemos tenido suerte hasta con el tiempo, porque, quitando el primer día que apretó muy fuerte el sol, el resto se nos dieron las condiciones ideales para poder trabajar a gusto.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Deportiva Lenense Proinastur, Miguel Marcos, se mostraba radiante y emocionado porque estas cosas con los críos y las familias me llenan mucho. Siempre digo que para nosotros, aunque nos gusta ganar y que los equipos estén lo más arriba posible, la generación de sentimiento hacia el club es prioritario y ver a la gente así unida me presta mucho. Estos guajes, sus familiares y los monitores tienen el futuro de la entidad en sus manos. Los que puedan llegarán a jugar en el filial y en el primer equipo. Otros podrán ser entrenadores o monitores y alguno hasta ya me dijo que cuando sea mayor quiere ser presidente. Así se mantiene vivo un sentimiento. Todos necesitaremos relevo alguna vez, los que juegan, los que entrenan, los que, con mayor o menor acierto, dirigimos este cotarro y si entre todos cuidamos esto que tenemos ahora, siempre habrá alguien que de un paso al frente dentro o fuera del campo para que el Lenense Proinastur nunca esté sólo, que a los que ahora mismo estamos al frente es de lo que más nos preocupa, aseguró.

Deja tu comentario