2013 – 2017 OTRA VEZ AL “ASCENSOR”

La temporada 13 de la historia del Lenense en 3ª División no fue, ni muchos menos, gafe. Al carecer “Chuchi” del título necesario para entrenar en categoría nacional y después de una larga búsqueda, la directiva opta por dejar los destinos de su primer equipo en manos de Ramón Collado, ex jugador y hermano del técnico saliente. Los verdiblancos causaron muy buena impresión en casi todos los campos de Asturias con su apuesta por el 4-3-3 y el juego de toque y posesión.

La primera vuelta resultó de ensueño, con 25 puntos, incluido un triunfo en “El Candín” ante el todopoderoso Tuilla, donde nadie ganaba desde hace más de dos años. Durante la segunda el Lenense se estancó en cuanto a los resultados y empezó a sentir el calor del “fuego” de la zona de descenso, aunque supo reaccionar a tiempo para sellar su estancia un año más en la última división del fútbol nacional con tres jornadas de adelanto. Lo hizo con un empate (1-1) en “La Veigona” ante el Luarca, gol obra de HugoPerdiguer en el primer minuto. 

El último partido de la temporada fue ante el campeón de grupo, el Unión Popular de Langreo, y supuso la despedida de los terrenos de juego del mítico delantero Pedro Luis, auténtico icono del sufrimiento verdiblanco en la última década. El allerano, que llegó a estar residiendo en Murcia y, posteriormente, en La Coruña, llegó a cubrir casi dos vueltas al mundo en su coche para no abandonar al Lenense hasta regresarlo a su sitio natural.

 

Pedro Luis, despedido por sus compañeros y el presidente, Miguel Marcos 

 

Durante el verano posterior, y previo visto bueno de la Asamblea General de Socios, la directiva de la Sociedad Deportiva Lenense llegó a un acuerdo de patrocinio con el grupo de empresas Proinastur que, desde entonces, completa el nombre de un club al que ha dotado de una estabilidad económica definitiva. Desgraciadamente este equilibrio no se tradujo en los resultados deportivos y la losa de arrancar la temporada 2014 – 2015 con dos puntos en los primeros quince partidos se hizo inamovible a pesar de los enormes esfuerzos realizados por el patrocinador y por Chiqui de Paz, técnico que sustituyó a Ramón Collado, para reforzar a una plantilla que logró firmar una segunda vuelta de 28 puntos que no fue suficiente para salvar la categoría en una temporada en la que hubo tres descensos por arrastre de los asturianos caídos en Segunda “B”.  

El que sí terminaría retornando a la 1ª División Preferente sería el Fútbol Sala Lenense que, de la mano del entrenador Manrique Zapico, cuajó un campeonato muy serio, aunque para la historia quedará una segunda vuelta casi inmaculada que fue la que le otorgó al conjunto de La Pola un quinto puesto que, tras los reajustes, terminaría significando el ascenso de categoría.

 

Dos imágenes del Estadio Apptelo Sotón. A la izquierda, el día de inicio de las obras. A la derecha, tras su terminación.

 

Aquel verano de 2014 será también recordado para siempre en la historia de la entidad porque fue el momento en el que se fraguó un viejo sueño, que además era una gran necesidad para que el club pudiera seguir su crecimiento a partir de la labor social con las categorías inferiores, la instalación de césped sintético en el campo de “El Sotón” que, de manera pionera y por razones publicitarias, pasó a denominarse Estadio “elZinc”.

En verano de 2015 se hizo público un nuevo acuerdo de explotación comercial del nombre del campo con la empresa de marketing y publicidad web Apptelo, afincada en Gijón, pero formada casi plenamente por jóvenes de la cuenca del Caudal, por el que el Estadio de La Pola se denominará “Apptelo El Sotón” hasta junio del año 2018.

La temporada 2015 – 2016 en Regional Preferente, con Chiqui de Paz y Marcos Suárez rigiendo los destinos desde el banquillo verdiblanco, pasará a la historia del club por ser la primera en 63 años en la que se consigue regresar a 3ª División al año siguiente de descender. El ascenso se certificó el 15 de mayo, en la última jornada, cuando los verdiblancos se impusieron al Unión Deportiva Llanera, que había subido la semana anterior, por 2-1, tantos de Pablo Sánchez y Juan Cueva,de penalti.

 

Alineación titular del partido ante el Llanera que supuso el, hasta ahora, último ascenso del Lenense a Tercera División

 

La 2016 – 2017, deportivamente, fuer una Liga para olvidar. Después del sufrimiento que supuso el subir a 3ª División con el primer equipo y mantenerse en Preferente con el Fútbol Sala, bajo el eslogan #AquíYaNoSeBaja, se apostaba fuerte por, al menos, consolidar a los dos bloques en esas categorías, pero nada más lejos de la realidad.

En el campo, con Juanjo Cabanillas como entrenador, el Lenense Proinastur siempre estuvo metido de lleno en la pelea por evitar los puestos fatídicos, unas veces dentro, otras veces fuera. El equipo verdiblanco tuvo en la mano una de las permanencias más “baratas” de la historia pero dos derrotas en casa ante rivales directos (2-3 ante el Mosconia y 1-3 ante el Lugones) acabaron devolviendo al club a una división que, realmente, no le correspondía.

En la misma semana descendió el equipo de fútbol sala, víctima de unos números devastadores como local.